Bibliotecas, Innovación

Herramientas bibliográficas: adquisición y selección de materiales

La búsqueda de materiales y el descubrimiento de nuevos títulos ha sido tradicionalmente una de las tareas relacionadas con el mundo de las bibliotecas. Las TIC nos ofrecen opciones de ampliar estos intercambios de información y conectar con otros lectores cuyas propuestas puedan interesarnos. A modo de ejemplo, comento un par de herramientas de búsqueda y selección de materiales que pueden ser útiles a la hora de abordar la ampliación de fondos o la recomendación de lecturas en una biblioteca escolar.

Herramienta 1

logo-canal lector
Título: CANAL LECTOR
Tipo de herramienta: Base de datos
Enlace a la herramienta (URL): http://canallector.com/
Razones por las que lo recomiendas: La herramienta presenta de manera clara, accesible y ordenada múltiples materiales bibliográficos que, además, están claramente clasificados y son fáciles de encontrar a través de su buscador: http://canallector.com/buscador.php. Es posible filtrar las búsquedas por edad, país, género o tipo de soporte, lo que facilita mucho acotar los resultados. Para cada una de las obras se ofrece una ficha con datos bibliográficos, una valoración y una reseña que nos da una idea bastante completa sobre el tipo de obra del que se trata.

Además del buscador, la herramienta ofrece en su portada múltiples enlaces y recursos a materiales y propuestas, así como convocatorias, noticias o efemérides de interés para el mundo de las bibliotecas y la lectura, especialmente dentro del ámbito del mundo infantil y juvenil.

Herramienta 2

logo-quelibroleo
Título: Quelibroleo
Tipo de herramienta: Redes sociales y comunidades de lectura
Enlace a la herramienta (URL): http://quelibroleo.com/
Razones por las que lo recomiendas: El boca a boca ha sido siempre una de las mejores maneras de ampliar nuestra biblioteca personal y abordar nuevas lecturas. Las TIC hacen posible conectar con lectores afines a nosotros y obtener así recomendaciones que encajen con nuestros intereses personales. Esta herramienta hace posible entrar, de manera clara, sencilla e intuitiva, en una comunidad de lectura, valoración y comentario de libros que nos ayude a descubrir nuevas propuestas de lectura.

Además de la posibilidad de participar en un club de lectura, la página ofrece también diferentes listas bibliográficas: los libros más votados, más criticados, los mejores del mes, de la semana… Estas clasificaciones nos permiten también tomar el pulso a la actualidad y enlazar las propuestas de lectura con los temas de interés del momento.

SanDiegoCityCollegeLearningResource_-_bookshelf
Imagen CC: By Joe Crawford from Moorpark, California, USA (Flickr) [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)%5D, via Wikimedia Commons

Anuncios
Estándar
Bibliotecas, Innovación

La biblioteca a examen

Para mejorar en algo el primer paso es conocer el punto de partida. En el curso sobre Abies y gestión de bibliotecas escolares, en el que estoy embarcada ahora, hemos abordado la tarea de evaluación de la biblioteca escolar partiendo del siguiente cuestionario. Ahora toca reflexionar sobre los resultados.

200px-Educación.svg

1. ¿Te ha servido la tarea para conocer mejor tu biblioteca escolar? Efectivamente, al tratar distintas cuestiones se hace evidente cuáles son los puntos fuertes de nuestra biblioteca y cuáles son aquellos en los que el margen de mejora es mayor. El cuestionario es una buena herramienta para tomar el pulso a las instalaciones y actividades de la biblioteca.

2. ¿Qué aspectos se deberían mejorar? La biblioteca de nuestro centro, sin ser muy grande, sí que incorpora distintos ámbitos de estudio, mesas para el trabajo en grupo y zonas para la lectura libre. Sin embargo, andamos algo más flojos en lo referente a las TIC. Estaría bien poder incorporar ordenadores y puestos con conexión a internet para consultar el catálogo, manejar materiales audiovisuales o buscar fuentes de información digital. El cuestionario hace evidente la necesidad de incorporar materiales multimedia y también de actualizar los fondos.

Por otra parte, el servicio de nuestra biblioteca se concentra, fundamentalmente, en el servicio de préstamo disponible durante los recreos. Sería deseable ampliarlo a otros momentos del día, aunque no siempre es fácil, ya que esa propuesta depende de la disponibilidad horaria de los docentes. En la biblioteca se organizan actividades, generalmente coincidiendo con fechas señaladas o efemérides literarias, pero también podría incrementarse nuestra presencia en internet y redes sociales para dar difusión a las distintas propuestas.

3. ¿Cuáles son las iniciativas que se deberían emprender y las tareas más urgentes para cada una de ellas? En el caso de la actualización de los fondos, la incorporación de las TIC o la ampliación del horario de apertura, la capacidad de mejora depende de la organización y recursos generales del centro. El plan de la biblioteca se incluye dentro de la PGA, por lo que es dentro de este ámbito donde se pueden plantear ese tipo de avances.

Sin embargo, en lo que se refiere a la difusión de las actividades y a la presencia de la biblioteca en las redes sociales, sí que podemos ponernos ya manos a la obra. Podría ser útil crear una web de la biblioteca o una sección específica dentro de la página general del centro. Esta plataforma podría servirnos para difundir las actividades de animación a la lectura, para presentar las adquisiciones de nuevos fondos o interactuar con el resto de la comunidad educativa. A la página se podría ligar también una cuenta de Twitter para lanzar, de manera breve, avisos en las redes sociales sobre las diferentes propuestas y convocatorias.

Schlagwortkatalog

Créditos de las imágenes CC de esta entrada: Imagen 1 By MapSymbols_other_US_NPS.svg: Tom Patterson, cartographer, Harpers Ferry Center, National Park Sservice, U.S. Department of Interior derivative work: ecelan (MapSymbols_other_US_NPS.svg) [Public domain], via Wikimedia Commons. Imagen 2: By Dr. Marcus Gossler (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)%5D, via Wikimedia Commons

Estándar
Bibliotecas

La biblioteca escolar: diario de aprendizaje

Este año me ocupo en mi centro de la coordinación de la biblioteca escolar, toda una experiencia. Más allá de catalogar nuevas compras de libros, rellenar fichas y realizar alguna actividad de animación a la lectura, creo que la biblioteca puede convertirse en un gran recurso educativo, por eso me he embarcado en una nueva actividad de formación del INTEF en busca de herramientas para ello.

Durante las semanas del curso, el blog se convertirá en mi particular diario de aprendizaje sobre este tema. Los objetivos del mismo serán ir registrando los avances y actividades del proceso y, a la vez, compartirlos con la comunidad docente. Las entradas serán a la vez actividades del curso, herramientas de trabajo y paneles de publicación de las diferentes propuestas. En breve os contaré qué me depara la primera página del curso. Estoy ya con ganas de empezar esta nueva aventura bibliográfica.

libros

Estándar
Innovación

Sonetos y clase al revés

¿Y si los alumnos además de leer obras literarias se lanzan a coger papel y boli? En la propuesta didáctica de tipo flipped classroom que he trabajado en el último curso del INTEF, se propone la escritura creativa como forma de estudio de la métrica. El proyecto plantea el trabajo con las rimas y las formas clásicas para realizar un reto poético: ¿eres capaz de escribir un soneto?

Descargar en PDF

Estándar
Innovación

Sonetos de bachiller

En vez de analizar sonetos ajenos ¿por qué no probamos a escribir uno? En el curso del INTEF que estoy realizando hemos preparado diferentes proyectos flipped classroom para nuestras asignaturas. La actividad que he presentado pretende acercar la literatura a los alumnos a través de la práctica de la escritura. Aquí os dejo mi propuesta didáctica:

Sonetos de bachiller

portada-proyecto-fp

Después de entregar las propuestas, hemos realizado una evaluación cruzada entre los participantes del curso y ahora toca reflexionar sobre lo que hemos aprendido:
-¿Te has resultado útil el taller de coevaluación? Definitivamente, cruzar los proyectos con los compañeros aporta nuevas ideas, especialmente si se trata de asignaturas afines. El taller proporciona nuevas pistas para mejorar los proyectos.
-¿Has aprendido de/con los otros? Sí, por supuesto, siempre se pueden sacar nuevas ideas de los proyectos ajenos. Si hablamos de aprendizaje entre iguales como una vía de trabajo para los alumnos, también tenemos que poner en práctica esta estrategia entre nosotros.
-¿Te sientes ahora capaz de planificar y diseñar un proyecto flipped? Siempre se puede mejorar y seguir aprendiendo, pero parece claro que después de esta experiencia de trabajo e intercambio de proyectos, el baúl de herramientas se ha enriquecido. Ahora contamos con más estrategias para proyectar una propuesta de flipped classroom.

Estándar
Innovación

Metodologías innovadoras

No siempre es fácil orientarse en el tupido bosque de la innovación docente, poblado de anglicismos y siglas de no muy evidente interpretación. Por ejemplo: «Si tienes un alumno con TDAH, prueba a hacer ABP mediante Flipped Classroom o gamifica tus clases, y si además es del grupo bilingüe prueba AICLE.»

Afortunadamente, para descifrar la parrafada anterior, y lo que es más importante, para poner en práctica estos nuevos enfoques docentes, encontramos en la red multitud de recursos a nuestra disposición. Como en tantas otras ocasiones, la dificultad en internet está en filtrar y ordenar los contenidos. Cuando se presentan en forma de gráficos, ordenarlos a través de un tablero de Pinterest puede ser una buena opción. Aquí os dejo el enlace al tablero donde voy tomando nota de diferentes metodologías innovadoras.

Y aquí otro con información y consejos sobre ABP (aprendizaje basado en proyectos):

En ocasiones, las metodologías innovadoras ponen nombre, organizan y sistematizan prácticas docentes que, con tecnologías tradicionales, ya se realizaban antes en alguna medida. Ese puede ser el caso de la llamada «gamificación», que consiste en introducir el juego en las clases. La idea de este enfoque es que los diferentes concursos, premios, insignias o medallas pueden funcionar como elementos de motivación y, a la vez, crear un cambio de ritmo en la clase que involucre en mayor medida al alumnado.

En el curso sobre Flipped Classroom en el que estoy enrolada actualmente, los profesores hemos intercambiado ideas sobre estos juegos y sobre su posible utilización para solucionar diferentes dificultades en el aula. Al final de diferentes tareas cooperativas se nos ha preguntado: ¿Te ha resultado útil trabajar de forma cooperativa sobre gamificación? ¿Has aprendido de y con tus compañeros?

Trabajar colaborado entre todos resulta útil, en primer lugar, para ver que las dificultades que nos encontramos en nuestro día a día son en gran medida compartidas: ¿Cómo captar la atención de los alumnos? ¿Cómo introducir elementos de repaso? ¿Cómo trabajar bien a última hora, cuando el ambiente general es de cansancio?

Como decía antes, puede que la idea de introducir lo lúdico en esos momentos no sea nueva. La mayor parte de los adultos hemos sido educados con metodologías tradicionales y casi todos somos capaces de recordar algún momento de juego en nuestras vivencias como alumnos. Entonces, ¿dónde está la innovación? Quizá sea la utilización de las TIC el elemento más novedoso y que, además, es capaz de incorporar mayor valor a todas estas prácticas al unir a la tarea en cuestión el desarrollo de la competencia digital. Compartir soluciones con los compañeros ha servido, entre otras cosas, para intercambiar recursos, aplicaciones y enlaces útiles entre todos.

La diferencia de niveles o materias hacía que no siempre las prácticas lúdicas que comentábamos fuesen intercambiables entre nosotros; aunque algunos recursos, como los juegos de preguntas y respuestas, podían ser bastante universales. Sin embargo, algo que sí hemos compartido entre todos ha sido la experiencia del trabajo colaborativo y del intercambio de ideas. En sí mismo, esto ya es valioso, pues sirve para aprender a organizar ese tipo de trabajo y proponerlo en nuestras aulas. Quizá una de las mejores formas de aprender o asimilar una metodología docente sea el participar como alumno en un curso donde se pone en práctica ese mismo sistema.

Estándar