Innovación

La clase al revés

En los foros de innovación docente se oye desde hace algún tiempo la expresión Flipped Classroom. ¿Qué es eso? El término podría traducirse como clase invertida o aula al revés y consiste, básicamente, en dar la vuelta al tipo de tareas que se realizan dentro y fuera del aula.

Aprovechando herramientas audiovisuales o multimedia para transmitir los contenidos fuera del aula, el tiempo de convivencia en la clase se destina a resolver dudas, ampliar aspectos concretos de las explicaciones previas o a realizar prácticas sobre lo aprendido.

Este nuevo enfoque suscita diferentes preguntas entre los docentes. ¿De dónde salen esos vídeos con las lecciones? ¿Qué ocurre si algunos alumnos llegan a clase sin haber visto los vídeos? ¿Qué pasa si no todo el mundo tiene acceso a internet?

El sistema propone un cambio de roles en el papel de alumnos y profesores. Los docentes pasan a tener la selección o creación de contenidos como una de sus tareas básicas. Los alumnos deben implicarse y realizar un visionado atento y activo de los diferentes materiales, quizá algún tipo de cuestionario simultáneo o de tarea de registro pueda ayudarles en esta tarea.

Todo cambio implica un esfuerzo y asumir determinados riesgos, pero existen estudios que señalan la eficacia del modelo. ¿Os atrevéis a probarlo?

patas-arriba

Anuncios
Estándar
Cultura ELE

A vueltas con los clásicos

No es fácil cumplir de manera simultánea con dos de los objetivos de mis asignaturas de literatura española: fomentar el gusto por la lectura y a la vez dar a conocer los clásicos españoles a alumnos extranjeros. ¿Qué elegir?

Una posible respuesta puede estar en presentar las historias de siempre de manera que sea posible buscar conexiones entre los clásicos y las vivencias de los adolescentes. Funciona mejor que una lista de lecturas, proponer un mapa de viaje, un conjunto de sugerencias para echar a andar con la lectura. Otra estrategia interesante es optar por la recomendación personalizada, por buscar ese libro concreto que puede decir algo relevante en ese preciso momento a un alumno determinado.

Que empiecen por donde quieran: cómic, intriga, misterio, historias románticas… lo más importante es que lean, que sigan avanzando por el camino. Los clásicos les estarán esperando a la vuelta de la esquina más inesperada.

Estándar
TDAH

Notas de fin de curso

Diciembre es el mes de los finales. Del final de año, del final del semestre y de los exámenes. Y si algo bueno tiene llegar al final de las cosas es que después de acabar algo, y antes de pasar a otra cosa, nos solemos quedar momentáneamente con un estado de ánimo que nos invita a hacer valoraciones, a revisar lo que hemos hecho y a proponernos nuevas metas. Uno de los finales que me ha llegado en este diciembre es el del curso sobre TDAH que a través del INTEF he estado realizando estos meses. Os voy a contar un poco cómo ha sido la experiencia.

El tema del TDAH no está exento de polémica, creo que quizá por eso decidí enterarme un poco más del asunto a través del curso. No siempre es fácil para los que no somos especialistas médicos o psicológicos establecer una barrera clara entre la simple agitación infantil y el TDAH. Existe el miedo al sobrediagnóstico, a hacer del TDAH un cajón de sastre donde colocar a una buena parte de los casos que plantean dificultades en el aula. Pero a la vez está la conciencia de la necesidad de dar una respuesta específica a los alumnos que verdaderamente plantean este trastorno. La solución no es fácil ni unívoca.

Creo que el curso acierta a la hora de plantear la cuestión ante los profesores sin dejar de lado la polémica, trabajando con textos y artículos que muestran opiniones opuestas sobre el TDAH: desde los que dudan de su existencia, hasta los que hacen hincapié en la necesidad del tratamiento. La educación, tanto la de los alumnos como la de los profesores, parece que más que dar respuestas debe ayudar a plantear cuestiones y en ese sentido el curso me parece un éxito. Si alguien llegó al curso en busca de una respuesta definitiva puede que al llegar al final se haya sentido decepcionado, pero así somos los humanos, casi nada de lo que concierne a nuestro comportamiento es blanco o negro.

Los cursos de formación de profesores a veces son bastante paradójicos. Te hablan de impartir clases dinámicas, de incorporar las TIC, de evitar las clases magistrales, de evaluar de otra manera… y todo eso lo hace un señor que te da una clase magistral, te pone unas transparencias y al final te evalúa mediante un test con preguntas extraídas de unos apuntes fotocopiados. Afortunadamente, en este curso se ha evitado ese efecto.

Al tratarse de un curso online, el tema de las nuevas tecnologías ha estado muy presente, y además de manera práctica. Quizá ese haya sido uno de los puntos fuertes de la formación y que dota al curso de mayor utilidad de cara al futuro. No se trata tanto de lo que hayamos aprendido en estos meses concretos, sino de la competencia adquirida en lo que se refiere al acceso a recursos informativos sobre el tema: estudios, redes sociales de educadores, padres e investigadores, repositorios de actividades, adaptaciones, estrategias para el aula…

Al tratarse de bancos de datos que siguen vivos, el acceso a ellos en el futuro servirá para tener contacto con lo que en ese momento se esté trabajando sobre el tema, sin que las fuentes se queden desactualizadas. La red está llena de recursos para seguir aprendiendo. Como decía antes, este ha sido otro de los puntos positivos, hacer visible toda esa información que está a nuestro alcance. Como ejemplo, os dejo aquí una charla de José Ramón Gamo con experiencias, sugerencias y pistas para abordar el TDAH en las aulas que me ha parecido bastante interesante. Seguiremos buscando.

Estándar
Cultura ELE, TDAH

Modelos de examen

Cada vez más alumnos parecen presentar problemas de atención y a la hora de hacer un examen esto puede ser un gran problema. El desarrollo de preguntas amplias y generales resulta especialmente complicado para ellos. En estos casos quizá convenga proponer enunciados que guíen y orienten al alumno. No se trata de ayudarles a hacer el examen, sino de echarles una mano a la hora de ordenar sus respuestas.

Os dejo aquí dos versiones (adaptada y sin adaptar) de un examen preparado para evaluar los contenidos de una unidad didáctica sobre la cultura del Siglo de Oro en España. La materia en la que se incluye la unidad es Cultura y civilización española del curso XII de Secciones Bilingües en Rumanía (equivalente a 2º de Bachillerato).

Estándar

Cada vez es más frecuente oír hablar de trastornos de hiperactividad. ¿Cómo afrontarlos con éxito en el aula? En vez de tratar de adaptar al alumno a los ritmos académicos tradicionales, quizá podamos tratar de volver el aula hiperactiva.
Para alcanzar el éxito en estos casos es importante contar con el apoyo de profesionales, orientadores y por supuesto con la complicidad de las familias, pero desde la práctica docente también podemos poner de nuestra parte.
Si se cuenta con una buena ratio de alumnos por profesor, se pueden tantear dinámicas de clase que quizá no solo ayuden a los alumnos con TDAH, sino que también motiven al resto. En vez de enseñar a hacer algo siguiendo unas pautas dadas, ¿por qué no probamos a aprender haciendo?

Aulas hiperactivas:

aulas hiperactivas

TDAH

Aulas hiperactivas

Imagen